¿QUÉ ES EL SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE?

El síndrome de intestino irritable (SII), más conocido como colon irritable, es un trastorno funcional crónico del tubo digestivo. Sus síntomas principales son el dolor o molestia abdominal, la hinchazón abdominal y la alteración del hábito intestinal (estreñimiento y/o diarrea).

El síndrome de intestino irritable es el trastorno gastrointestinal más frecuentemente diagnosticado y la segunda causa de absentismo laboral tras el resfriado común. Entre el 10-20% de la población experimentan síntomas de síndrome de intestino irritable a lo largo de su vida aunque sólo un 15% de los afectados consultan a un médico por ello.

La naturaleza crónica del síndrome de intestino irritable y el reto que supone controlar sus síntomas puede ser frustrante tanto para los pacientes como para los médicos. Sin embargo, disponemos de tratamientos y terapias que les pueden ayudar.

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES

Los objetivos del tratamiento nutricional son asegurar la ingesta adecuada de nutrientes, individualizar la dieta según el patrón gastrointestinal específico del SII y explicar la posible influencia de los alimentos en el tratamiento de los síntomas.

Hay  pocos datos científicos que apoyen la restricción de alimentos concretos.

Pueden tolerase mal las comidas copiosas y ciertos alimentos, como cantidades excesivas de grasas, cafeína, lactosa, fructosa, sorbitol y alcohol.

Por tanto se dan las siguientes recomendaciones, no sin antes aclarar que  el tratamiento dietético debe ser individualizado para cada paciente.

RECOMENDACIONES GENERALES:

  •  Realice comidas pequeñas y frecuentes
  •  Coma a un ritmo relajado y en horarios regulares
  •  Evite el estreñimiento, pero incremente el contenido de fibra en la dieta de modo progresivo
  •  Haga ejercicio físico regularmente
  •  Realizar actividades relajantes y sociales
  •  Los alimentos o preparados probióticos pueden resultar beneficiosos (siga las recomendaciones de su médico)
  •  Identifique la sensibilidad a distintos alimentos y excluya solamente aquellos que no tolere.
  •  Marcar horarios para comer e ir al WC

RECOMENDACIONES ESPECÍFICAS

  •  Moderar el consumo de fibra insoluble y potencie el consumo de fibra soluble (en forma de gomas, pectinas y mucílagos). Se puede hacer con la ayuda de los alimentos como el dulce de membrillo o la manzana, aunque también se recomienda tomar diariamente suplementos alimentarios de este tipo de fibras.
  •  Evitar los alimentos ricos en grasas, las frutas cítricas y las espinacas para disminuir el efecto laxante producido por las sales biliares (bilis) en el colon.
  •  Eliminar el consumo de sorbitol (un edulcorante), los alimentos o especies picantes, el gas (en las bebidas), el café y el té.
  •  Eliminar la lactosa si no se tolera.
  •  Beber dos litros de agua al día. Es muy importante garantizar la hidratación adecuada cuando hay diarrea. Se recomienda beber agua o infusiones suaves como la tila y la maría luisa (que no tienen ningún efecto laxante). Además un aporte suficiente de líquidos también ayuda a combatir el estreñimiento.

 

En la Tabla 1 se detalla una orientación para la selección de alimentos, aunque como ya se comentó, en cada caso de debe individualizar.

ALIMENTOS
RECOMENDACIÓN GENERAL
ALIMENTOS ACONSEJADOS
ALIMENTOS A EVITAR O DISMINUIR SU CONSUMO
Lácteos Probar tolerancia a la lactosa, eliminándola de la dieta si no se tolera yogures naturales edulcorados sin trozos, queso fresco,  quesos semicurados, cuajada y leche sin lactosa En caso de intolerancia: Productos lácteos que contengan lactosa.

Requesón o ricota

Cárnicos, pescados

y huevos

Seleccionar preferentemente carnes con poco contenido graso Carnes magras de ternera y cerdo (solomillo, lomo)

Jamón cocido

Jamón serrano desgrasado

Pollo sin piel y conejo

Pescado blanco y huevos

Embutidos

Patés

Cerdo graso, cordero, carne grasa y ahumada, vísceras, bacon, salchichas.

Cereales, legumbres

y tubérculos

Evitar alimentos formadores de gas y ricos en fibra insoluble Pasta italiana

Arroz

Patatas

Pan blanco, biscotes

Avena

Cebada

Legumbres sin piel (en purés tamizados)

Cereales integrales y sus derivados

Legumbres enteras

Verduras y

hortalizas

Moderar el consumo de fibra insoluble y potenciar el de la soluble

Evitar alimentos formadores de gas

Vegetales en general, teniendo en cuenta las que recomendamos evitar Verduras muy fibrosas y flatulentas (alcachofa, espárragos, pimientos, coles, pimientos, apio, pepino, berenjena, puerro, cebolla, rábanos, etc.)
Frutas Disminuir el consumo de fructosa y evitar frutas formadoras gas Elegir las frutas mas pobres en azúcares y mas ricas en pectinas como: manzana, ciruelas, pera …

 

Zumos ó néctar de fruta

Frutas cítricas (especialmente naranja)

Frutas flatulentas como higo y melón

Grasas   Aceite de oliva virgen y aceite de semillas con moderación Fritos, mantequilla, mayonesa, margarina, frutos secos.
Azúcares y dulces Probar tolerancia a los alimentos relacionados con alergias alimentaria como el chocolate Miel y azúcar con moderación

Repostería casera y con poco aceite y sin lactosa en cantidad moderada.

Galletas tipo “María”

Bollería y repostería industrial

Galletas integrales

Bebidas Beber al menos dos litros de agua al día. Garantizar la hidratación cuando hay descomposición o diarreas Agua, infusiones suaves como la tila y la maría luisa (que  no tienen ningún efecto laxante), caldos vegetales Bebidas gaseosas, alcohólicas como la cerveza, caldos grasos, así como las bebidas excitantes y muy frías.
Condimentos   Sal, hierbas aromáticas, etc.. Evitas especias picantes e irritantes

 

Se ha propuesto el posible beneficio de las dietas pobres en fructo-oligo-di-y monosacáridos y azúcares polialcoholes (FODMAP) fermentables.

La dieta pobre en FODMAP limita aquellos alimentos que contienen fructosa, lactosa, oligosacáridos con fructosa y galactosa (fructanos y galactanos), y azúcares alcohólicos (sorbitol, manitol, xilitol, y maltitol).

Los FODMAP se absorben poco en el intestino delgado, son muy osmóticos y la bacterias lo fermentan rápidamente.

Limitar la cantidad de FODMAP por comida ha demostrado que reduce los síntomas gastrointestinales en pacientes con SII. Sin embargo aún no está bien definido el punto de corte de la cantidades aceptables de FODMAP y probablemente sea específico para cada paciente.

Los datos iniciales  eran muy alentadores en cuando a su beneficio en el tratamiento del SII, aunque en los últimos meses se han publicado datos con resultados  que difieren de los anteriores,  por lo que aún está por definir su verdadero papel.

La tabla 2 muestra los alimentos que contienen FODMAP, así como las instrucciones dietéticas

Tabla 2. Alimentos que contienen FODMAP

 

FODMAP Alimentos ricos en FODMAP
Fructosa Frutas: manzana, pera, melocotón, mango, Sandía, fruta enlatada en su jugo, fruta desecada, zumos de fruta.

Endulzantes: miel, sirope de maíz rico en fructosa

Lactosa Leche (vaca, oveja y cabra), helado, quesos blandos (p.ej. ricota y requesón)
Oligosacáridos (fructanos o galactanos) Verduras y hortalizas: alcachofas, espárragos, remolacha, coles de Bruselas, brócoli, repollo, hinojo, ajo, puerros, cebollas, guisantes, chalotas)

Frutas: Sandía. Manzana, melocotón, rambután, caqui

Azúcares polialcohólicos Edulcorantes: sorbitol, manitol, malitol, xilitol y otros termonados en “ol”

Frutas: manzana, albaricoque, cerezas, pera, nectarina, melocotón, ciruela, ciruela pasa, Sandía.

 

Adaptado de GibsonPR, Shepherd SJ: Evidence-based dietary management of funtional gastrointestinal symptoms: the FODMAP approach. J Gastroenterol Hepatol 2010; 25: 252

 

BIBLIOGRAFÍA:

  •  Decher N, Krenitsky J. Tratamiento Nutricional médico en los trastornos intestinales, capítulo 29. En Mahan LK, Escott-Stump S, Raymond JL.
  •  KRAUSE Dietoterapia. Edición en español de la decimotercera edición de la obra Krause`s Food and the Nutrition Care Procces. Ed. Elsevier. Barcelona, España 2013.
  •  El-Salhy M, Gundersen D. Diet in irritable bowel síndrome. Nutrition Journal 2015; 14:36.
  •  Gibson PR, Shepherd SJ. Evidence-based dietary management of funtional gastrointestinal symptoms: the FODMAP approach. J Gastroenterol Hepatol 2010; 25: 252.
  •  Böhn L, Störsrud S, Liljebo T, Collin L, Lindfors P, Törnblom H, Simrén M.
  •  Diet Low in FODMAPs Reduces Symptoms of Irritable Bowel Syndrome as Well as Traditional Dietary Advice: A Randomized Controlled Trial.
  •  2015 Aug 5. pii: S0016-5085(15)01086-0. doi: 10.1053/j.gastro.2015.07.054. [Epub ahead of print]

 

Dr. Robin Rivera Irigoin

Especialista de la Fundación Española de Aparato Digestivo.

Hospital Costa del Sol, Marbella

Copyright © Todos los derechos reservados