Videolaparoscopia (Cirugía bariatrica)

Es una herramienta que se utiliza como tratamiento de la obesidad severa o mórbida y sirve para manejar los desórdenes de alimentación excesiva.

La cirugía laparoscópica es una técnica quirúrgica que, para decirlo sencillamente, se vale de una pequeña cámara de video para realizar la llamada cirugía mini-invasiva, que brinda beneficios importantes sobre la cirugía convencional. Esta práctica se ha vuelto una herramienta de calidad en muchísimas áreas y actualmente es empleada en el tratamiento quirúrgico de la obesidad mórbida. Entre sus ventajas se cuentan la rápida recuperación y deambulación, además de una disminución del dolor.


En salud Digestiva contamos con un equipamiento de videolaparoscopía que procesa imágenes de alta definición e instrumental similar a la industria alemana Karl Storz. Contamos con un equipo de electrocirugía de Alta Frecuencia ERBE Vio 300D, de origen alemán con módulo quirúrgico usando pinzas de termofusión para sellado y sección de vasos sanguíneos dando una cirugía de mayor seguridad, reduciendo los tiempos operatorios y complicaciones.


Todos los pacientes que se operen deben conocer previamente los distintos tipos de cirugía y los objetivos y alcance de cada una de ellas, como así también los riesgos y complicaciones de cada técnica. Deberán comprender que, cualquiera fuera la cirugía que se realice, todas se hacen con anestesia general, y que la misma significa un riesgo que el anestesista explicará llegado el momento.


La Obesidad Mórbida como cualquier enfermedad de tratamiento quirúrgico implica ciertas complicaciones inherentes tanto a la técnica quirúrgica (fístulas, estenosis, hemorragias), como en relación al estado general del paciente (trombosis, embolias, infección, etc.).


Todo esto le será explicado al enfermo. También se le informara que es del 5% al 7% la mortalidad por distintas causas en aquellos pacientes que no se operan.


Toda cirugía de obesidad es LAPAROSCOPICA, siendo de excepción la técnica CONVENCIONAL o ABIERTA.


La conversión de una cirugía laparoscópica en abierta no implica gravedad o complicación, siendo esto posible en el 1% de los casos (motivado por causas anatómicas o cirugías abdominales previas que impidan continuar con la misma).

large_cirugia-laparoscopica.jpg
laparoscopia.jpg
img_3632.jpg
Copyright © Todos los derechos reservados